Santas Fusca y Maura

Date: 
Martes, Febrero 13, 2018 (All day)

EN TIEMPO de la persecución de Decio, una joven de quince años, natural de Ravena, llamada Fusca, deseaba abrazar el cristianismo. Habló de ello a Maura, su nodriza, quien la animó y le propuso imitarla, de suerte que las dos fueron en busca de un sacerdote llamado Hermoloro, quien les administró el bautismo. Cuando se enteró de lo sucedido, el padre de Fusca montó en cólera e intentó, por diversos medios, devolver a su hija a las prácticas de la idolatría. Pero como no pudo doblegar su voluntad, la denunció al gobernador Quintiliano. Este envió a sus secuaces para detener a Fusca y a su nodriza, pero a la vista de un ángel que estaba al lado de la joven, los esbirros no se atrevieron a ejecutar las órdenes. Fue necesario que las dos cristianas acudieran voluntariamente al tribunal para declarar que creían en Jesucristo. Fueron cruelmente flageladas y luego muertas.

Sus reliquias fueron llevadas primero al África y después a Torcelli, cerca de Venecia, donde fueron veneradas desde entonces.

Butler Alban - Vida de los Santos