Se encuentra usted aquí

"Los padres son cooperadores del amor de Dios Creador"

Queridos Padres de familia:

En el "Día del Padre" expresamos nuestro saludo afectuoso y nuestro reconocimiento a su grandiosa misión "como «cooperadores del amor de Dios Creador», que muestra a sus hijos el rostro paterno del Señor". (cfr. AL 172)

La vocación de la paternidad que han recibido ha de desarrollarse con gran responsabilidad y amor durante toda su vida; la gran tarea para con sus hijos es amarlos, y acompañarlos en su crecimiento y desarrollo humano y cristiano, brindarles seguridad y protección; esto tiene trascendencia en ustedes y en ellos, pues su existir se prolonga en la vida de sus hijos, dejando una huella indeleble que se transmite a la sociedad. El Papa Francisco nos ha dicho en ‘la Alegría de Amor’ que toda familia tiene necesidad del padre, y "de un padre que esté presente, siempre" (cfr. AL 177).

Ser buenos padres implica no solamente amar a sus hijos sino mostrar con palabras y hechos ese amor de forma cercana y tierna, con gestos que hablen de su presencia no sólo en los momentos especiales, sino en toda la vida de los hijos; celebrando con alegría sus logros y esfuerzos, así como ante sus fracasos que puedan llegar a sufrir, recibirlos con los brazos abiertos a ejemplo del Padre misericordioso. Hay que corregirlos con firmeza pero sin humillarlos, hay que exigirles que den lo mejor pero poniéndoles el ejemplo, hay que enseñarles que cuentan siempre con ustedes.

Pidamos al Señor que lo que esperan y anhelan sus corazones, para la vida de sus hijos y sus futuras familias, se realice; y que los cimientos que con dedicación y esmero ponen hoy, el día de mañana den su fruto abundante en cada uno de ellos. "Los nietos son la corona de los ancianos, así como los padres son el orgullo de sus hijos." (cfr. Pr 17,6).

Igualmente en la Iglesia contamos con la Pastoral Familiar que tiene varios departamentos, acciones y recursos que pone a su disposición como instrumentos formativos, de asesoría y acompañamiento.

Que el Padre Bueno les conceda la sabiduría y la gracia que necesitan para vivir este don que han recibido y que, a ejemplo de San José, realicen la voluntad de Dios amando y protegiendo a sus hijos.

+Mons. Alonso G. Garza

Dimensión Familia

Sitio por GSiempre Software, S.A. de C.V.