San Davd de Munktorp

Date: 
Lunes, Julio 15, 2019

SEGÚN se dice, David era un monje inglés que deseaba ardientemente dar su vida por Cristo. Cuando se enteró de la muerte de los tres sobrinos de San Sigfrido a manos de los paganos, se ofreció para ir a la misión inglesa de Sue- cia, que trataba de reconstruir la obra arruinada de San Anscario. En Suecia se puso a las órdenes de San Sigfrido, obispo de Vaxjo, quien le envió a Vast- manland. Ahí trabajó por la conversión del pueblo y por secundar la obra de los monjes de un monasterio fundado anteriormente. El sitio tomó más tarde el nom- bre del monasterio: Munktorp. David se entregó en cuerpo y alma a su misión con gran éxito. Dios le concedió el don de milagros y el don de lágrimas, todavía más valioso que el primero; en cambio, le negó la gracia del martirio que tanto había deseado. San David vivió hasta edad muy avanzada y murió apaciblemente. Los milagros ohrados en su tumba confirmaron su fama de santidad. La tradición popular afirma que fue el primer obispo de Vasteras. Es uno de tantos santos a quien se atribuye el milagro de haber colgado sus vestidos en un rayo de sol; en el caso particular de San David, se cuenta que colgó sus guantes. La ciudad de Davo, donde vivió algún tiempo, tomó su nombre del de San David.

Alban Butler - Vida de los Santos